Arte Romano, un imperio hecho arte

Arte Romano, un imperio hecho arte

Desde tiempos ancestrales el arte es parte importante de la vida de los seres humanos y el arte romano marcó un antes y un después, ya que fueron los grandes exponentes de la ingeniería y la arquitectura; este tipo de arte fue esparcido por todo el mundo gracias a lo majestuoso de sus monumentos, los que fueron levantados a lo largo del perímetro del mar mediterráneo. La civilización romana, fue una de las más avanzadas de la historia, aunque este tipo de arte a pesar de ser autónomo en su estilo, se vio influenciado por otras muestras como por ejemplo el arte griego y el etrusco pero aún así, el imperio romano le demuestra al mundo de que son arquitectos natos.

El arte romano representó en la historia del arte un papel tan importante como el que hoy representa la marca Tous, que con su oso se volvió un ícono de la moda y el estilo. El imperio romano se caracterizaba por su fuerte personalidad, y su arquitectura es una verdadera obra maestra. Aún no se puede explicar cómo hicieron algunos monumentos pero su auge fue tal, que aunque comenzó en Roma, se fue expandiendo hacia todas las provincias posibles.

No hay dudas de que el arte romano es una de las manifestaciones artísticas más significativas de la historia del mundo occidental y su influencia hasta el dia de hoy no se ha perdido para nada. La única manifestación artística de este tipo que se alejó fue el arte gótico; pero los demás que surgieron tienen sus raíces fundadas en este famoso arte. Por lo que no hay duda de que su influencia es notoria.

Para el año 218 a.C, Los romanos asaltaron la Península Ibérica y para la mitad de siglo II antes de cristo, ya  habían hecho una buena extensión en campo. Después de tantas guerras y batallas, Roma tardó más de cinco siglos en volver a ser lo que era inicialmente. En la que se desarrolló un tipo de arte bastante unitario, teniendo un significado bastante importante para los reyes del imperio.

La arquitectura es la principal protagonista de este arte. Se usaba en el ámbito civil y religioso, para exaltar los grandes exponentes de estas áreas; la escultura era la técnica más empleada, mientras que la pintura no era el fuerte de los artistas romanos.

Unas de las obras más importantes del imperio romano fueron los mosaicos, eran manifestaciones brillantes de lo que es el arte romano, cuyo gran auge se hizo presente  durante El periodo del “Bajo Imperio Romano”, para entonces las villas eran magistralmente decoradas con mosaicos. Los suelos de estos lugares era diseñados cautelosamente,  creando pisos bastantes vistosos con Figuras geométricas, flores, objetos mitológicos, entre otros.

Con la escultura, Roma desarrolló una gran influencia, su enfoque más importante era la creación de piezas que inmortalizaran a los gobernantes y guerreros más importantes de su historia. Roma formó una gran metrópolis llena de arte. Entre los siglos y VI a.c y V se dio origen a la época de oro de la escultura romana y cada día más romanos quedaban sorprendidos por la belleza de estas grandes estructuras.

Uno de los eventos más importantes de la antigua Roma, era el curso de arte escultórico, de todas partes llegaban artistas dispuestos a aprender de los mejores escultores de la historia. Los artistas eran capaces de crear grandes muestras de arte, para que fuesen exhibidas a todo el pueblo. La creación de cuerpos completos y retratos en piedra fueron toda una locura. Los romanos eran capaces de crear figuras hermosas y con un realismo realmente sorprendente a la vista de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *