Como era el amor y las relaciones en la antigüedad

Como era el amor y las relaciones en la antigüedad

Cuando pensamos en cómo vivían o interactuaban las grandes sociedades en la antigüedad, es muy difícil no pensar en muchos tabúes que se tienen en la actualidad y que vienen de tiempos antiguos, aunque no siempre se desarrolló de la misma forma y con las mismas costumbres. Desde ese momento y hasta hoy en día las relaciones de pareja y las relaciones sexuales han cambiado, especialmente cuando no todas las sociedades se comportan de la misma manera. Todo esto se puede considerar un arte actualmente, ya que ha servido para moldear a las sociedades y lo que piensan sobre diversos temas.

Lo que para unos podía ser prohibido para otros era totalmente aceptable e incluso se promovió más. Hoy en día vivimos en una sociedad que acepta un poco más las tradiciones y prácticas en cuanto al tema de la sexualidad, ya que hay agencias especializadas que te prestan diferentes servicios como eulaliaroig, adaptandose a tus necesidades. Dentro de las costumbres más resaltantes en épocas anteriores te podemos mencionar algunas. En Roma, el emperador Tiberio quien estuvo al mando de la nación desde el año 4 al 37 se dice tenía una vida sexual muy tumultuosa. Mando a construir un lugar especial donde los jóvenes tenían relaciones justo frente a él, permitiendo ser espectador y participante al mismo tiempo.

Entre los aristócratas romanos y griegos, los besos entre hombres y mujeres eran mal visto, aunque los esposos podían salir a besar mujeres luego de una fiesta, con el fin de que ellas detectaran el grado de alcohol. Está tradición comenzo a caer en desuso cuando se crearon los baños romanos, donde muchos escogían lavarse los dientes con orina. Siguiendo con la época greco romana, el sexo anal era una de las prácticas habituales entre hombres y mujeres, logrando el placer de las relaciones sin el riesgo de embarazos no deseados. Aunque la historia cambia cuando se refiere a un adulterio, ya que según la ley, el afectado podía sodomizar al culpable.

Las costumbres sexuales en Egipto eran muy liberales, y aunque el adulterio se castigaba duramente, los hombres y mujeres solteros estaban en la libertad de escoger con quien tener relaciones sexuales. No importaba que las mujeres fueran prostitutas, mujeres que no tenían una carga tan negativa como se tienen en la actualidad. En aquella época era necesario que pudieran experimentar y conocer el mundo antes de contraer matrimonio. Aquí, el incesto no era común entre los pobladores, pero si era algo muy usual entre miembros de la realeza. Las mujeres eran las que tenían sangre real, por lo que para un hombre llegara a ser faraón necesitaba casarse con una mujer de la realeza, siendo su hermana o hermanastra.

Los egipcios tenían muchas creencias, una que resalta es que después de la muerte aún existía la vida sexual. Por lo que a los hombres que morían se les colocaba penes falsos, de la misma forma que se colocaban pezones falsos en las mujeres, pudiendo utilizarlos después de la muerte, en el más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *