5 joyas del arte romano en Europa

5 joyas del arte romano en Europa

El arte romano es uno de los primeros estilos artísticos, mas o menos occidentales y homogéneos, los cuales aparecen en el Viejo Continente tras el desmembramiento del Imperio Romano; en cierto modo el Arte Romano aparece como si se tratase de una convergencia de una serie de estilos arquitectónicos mas o menos locales que se habían desarrollado a partir del siglo V. De acuerdo a este sentido, si en España persisten obras cumbre del arte prerrománico, el cual encontramos con predominio en el tercio superior de la península ibérica,  si hablamos de otras latitudes son el arte árabe o el bizantino, lo que se pueden considerar como precursores del Arte  Románico, “poniendo atención en diferentes matices se deduce que el Arte Romano como un primer intento de globalización artística y arquitectónica”- ha comentado Julio Freitas, quien es un empresario con numerosos postgrados MBA aficionado por el arte.

  1. Iglesia Abacial de Sainte-Foy / Conques: El camino de Santiago Francés tiene en la población de Conques una de sus paradas más emblemáticas, en este lugar se encuentra la iglesia abacial de  Sainte-Foy, esa es una de las más rotundas joyas del arte romano dentro de Francia, esta iglesia se comenzó a construir durante el siglo XI aunque no fue terminada hasta el siglo XII, de tan extraordinario monumento debe destacarse el tímpano de su portalada, una de las más hermosas piezas del arte romano.
  2. Catedral de San Trófimo / Arlés: Esta es otra de las joyas del románico francés, es una iglesia románica del siglo XII, la cual forma parte del Patrimonio de la Humanidad, dicha edificación es célebre por dos motivos: por el extraordinario tímpano de su portalada principal, en donde se destaca la fuerza escultora de la representación del Juicio Final, además del bellísimo claustro que cuenta con dos de sus galerías en estilo románico acompañado por preciosos capiteles esculpidos a mano.
  3. Catedral de Lisboa: Al igual que en las otras catedrales, la de Lisboa es el resultado de la mezcla arquitectónica entre el arte romano y el arte portugués, esta es una catedral construida a partir de mediados del siglo XII, por lo que se encuentra diseñada con un estilo más evolucionado que pudiera permitir la realización de edificios realmente imponentes.  Una de sus principales características es su innegable aspecto de fortaleza, construido con almenas dentro de ambos campanarios, los cuales se ubican a modo de torreón.
  4. Catedral de Módena: Italia es otro de los países que tiene una mayor cantidad de patrimonio románico; la Catedral de Módena fue iniciada a finales del siglo XI encima del sepulcro de San Geminiano, quien es patrón de la ciudad y además uno de los ejemplos más notables entre las iglesias romanas e italianas, además forma parte del Patrimonio de la Humanidad.
  5. Torre de Pisa: Son pocas las obras romanas que tienen la misma popularidad que posee el campanario de la Catedral de Pisa; aunque la catedral es a su vez un hermoso ejemplo romano, por una vez es el campanario que se lleva toda la fama y esto no es gracias solamente por su hermosa fachada, pues esta fue iniciada en el año 1173 y sus ocho niveles la elevan hasta alcanzar los 55 mts de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *